Consagrada Imagen de Jesús Nazareno del Rescate,  Iglesia Sta. Teresa, ciudad de Guatemala

Desde el año de 1568 la Orden de las Carmelitas Descalzas tomando como ejemplo la vida y enseñanza de Santa Teresa de Jesús, hacen gestiones para establecerse en el Continente Americano, pero debido a la gran oposición de otras órdenes religiosas establecidas ya en el Reino de Guatemala se les dificulta aún más, logrando dicha autorización en el año de 1676 y ubicándose en un convento e iglesia provisional en Septiembre de 1677 ubicado en la Ciudad de Santiago de los Caballeros.

El convento de las Monjas Carmelitas Descalzas sufre daños en el año de 1773 a causa de los terremotos que azotan la Ciudad de Santiago de los Caballeros, con lo cual obliga a la orden a trasladar sus pertenencias en el año de 1779 a la Ermita o Valle de la Virgen, entre la cuales se pueden mencionar pinturas que datan del siglo XVI e imágenes religiosas, como el Cristo de la Profesa y la de Jesús Nazareno.

La imagen de Jesús Nazareno que hoy en día se venera en el Templo de Santa Teresa la cual posee grande rasgos del periodo barroco, fue burilada a mediados del siglo XVII y se le atribuye al maestro antigüeño Mateo de Zúñiga. La imagen mide 1 metro con 81 centímetros pero debido a su inclinación llega a medir 1 metro con 61 centímetros, posee finos acabados en sus pies y manos lo cual lo hace una perfecta obra de la época de la colonia.

Las Monjas Carmelitas Descalzas debido a su servicio al prójimo y su estilo de vida económicamente difícil, la cual en diferentes ocasiones las obligo a tener que llegar a tomar la decisión en empeñar sus pertenecías, entre las cuales corrió dicha suerte la imagen de Jesús Nazareno, gracias a la piadosa ayuda de familias devotas y benefactores de la imagen, saldaban la deuda de las monjas y la imagen regresaba al convento y es por eso que de ahí hoy en día se le conoce bajo la advocación de Nazareno del Rescate.

Según la tradición oral se dice que la procesión de Jesús del Rescate se efectuaba de forma eventual dentro o a inmediaciones de la iglesia de Santa Teresa en horas de la tarde el día Martes Santo. Se tiene registro de la primer procesión el día Miércoles Santo 31 de marzo de 1926 la cual se trató de hacer de forma continua en la década de los 30, pero debido a la falta de recursos económicos, las diversas ocupaciones por parte de los miembros de la Cofradía y la prioridad de terminar la reconstrucción del templo, dicha procesión desaparece en el año 1941.

En 1956 la Junta Directiva retoma la tradición de procesionar la Imagen del Nazareno en horas de la tarde el día Miércoles Santo. Dicha procesión se llevó a cabo con un anda de 22 brazos y una cantidad de trescientos nueve cargadores. En los primeros años la procesión no tenía el éxito esperado y los gastos eran muy elevados.

En 1960 las andas tenían capacidad para treinta cargadores y el recorrido de la procesión era de seis horas. Y no es, si no hasta el año 1975 que se estrena un anda con capacidad de treinta y seis cargadores por turno. Cuatro años más tarde el anda ya contaba con una capacidad para cuarenta cargadores. Con el pasar de los años la procesión fue tomando auge y en 1985 el encargado General y maestro ebanista Don Osvaldo Aquino elabora una nueva anda con capacidad para cincuenta cargadores, que luego en 1987 al igual que el recorrido es ampliada a sesenta brazos que es utilizada en la actualidad, logrando así sumar más de cuatro mil devotos.

Una particularidad de la procesión de Jesús Nazareno del Rescate es la interpretación de las marchas oficiales de la procesión, las cuales fueron compuestas por el maestro Isidro Arana (Q.E.P.D.) y que no existe grabación alguna por decisión del mismo maestro Arana de no ser interpreta en ningún otro momento que no sea el día Miércoles Santo al egreso e ingreso de la procesión.

Fue consagrado en el año 1972 por el entonces Cardenal Mario Casariego y Acevedo, Arzobispo de Guatemala.
La Hermandad de Jesús Nazareno del Rescate se restablece en el año de 1955, reanudando la procesión un año más tarde.
Cada Miércoles Santo en horas de la tarde, Jesús y la Santísima Virgen recorren las calles del Centro Histórico de la Ciudad de Guatemala, impartiendo sus bendiciones, en un piadoso cortejo con muchos fieles, mucha devoción que se hace notar cada vez más año con año.
Social